Posts tagged: vida

¡Lo mejor que podemos hacer!

By , December 13, 2012 12:10 pm

Wind

Lunes. Al pie del cañón.

By , October 8, 2012 1:38 am

Hace poco decidí seguir mi camino profesional en solitario porque mi socia y yo queremos cosas muy diferentes. Bueno, digo hace poco porque lo hice “oficial” hace un par de semanas, pero en realidad llevo trabajando sola un año. No pasa nada, ha sido la decisión adecuada y hemos terminado bien, simplemente se bifurcó el camino.

Ahora que es oficial, me veo exenta de la mayoría de cargas que tenía antes, así que tengo más tiempo. ¡El problema es que también tengo muchas ideas! Bueno, ese no es el problema en sí, el problema es decidir cuáles son prioritarias. Ayer, después de tres semanas de mucho pensar e informarme, decidí un orden, y después me pasé toda la noche dando vueltas pensando en si ese orden era el correcto. Cuando concilié el sueño serían las 6 de la mañana, y ya escuchaba a los pájaros piando y los coches de la gente que entra temprano a trabajar en la lejanía. Dormí 3 horas.

No me molesta que haya personas de mi entorno que no entiendan qué hago ni por qué lo hago. En general, mi entorno me apoya mucho, pero hay algunas personas que, aunque intentan mostrarse comprensivas, noto en algunos comentarios que en el fondo no lo consiguen. Normalmente esto no me molesta en absoluto, ya que, para bien o para mal, cuando tomo una decisión, lo que opine la gente no altera mi cauce ni mi ánimo, pero en algunas ocasiones contadas me ha llegado a afectar. Porque claro, soy humana y a veces me pregunto si debo resignarme al camino estándar porque no sirvo para lo otro. A veces me flaquean las fuerzas, y a veces echo de menos tener a compañeros de faena que me entiendan… que realmente me entiendan porque estén pasando por lo mismo que yo, justo ahora.

Por suerte, se me pasa pronto. No sé qué es lo que me hace sacar fuerzas en estas circunstancias y no en otras, pero ahí están, y me siento agradecida por tener eso bueno. Seré deficiente en muchos aspectos, pero fuerza mental al menos no me falta.

En resumen, a veces este camino del autoempleo se me hace durillo y muy, muy solitario, pero creo que al final merecerá la pena todo.

 

Aprovecho para mandar mucha fuerza y muchos ánimos a todas aquellas personas que, por las circunstancias que sea, se encuentran en un momento laboral-vital difícil. ¡Saldremos adelante!

Hope springs eternal

By , September 14, 2012 2:27 pm

No sé qué estoy buscando, pero estoy convencida de que existe.

It’s my party

By , February 29, 2012 12:17 pm

 

Di que sí, Lesley.

Lo mejor de mi trabajo

By , January 24, 2012 11:48 pm

El dinero llena la cartera y los comentarios así… me llenan el corazón :-):

“Muchísimas gracias por vuestra rápida respuesta, sois la eficiencia hecha realidad!!”

Cada vez que algún cliente satisfecho nos envía un email de este tipo, siento que sólo por eso, el día ha merecido la pena.

Sin palabras

By , December 29, 2011 1:15 pm

Ben Breedlove, un chico de 18 años, murió el 25 de diciembre de 2011 de un ataque al corazón. Antes de morir grabó dos vídeos contando (mediante tarjetitas, y con una versión instrumental de Mad World de Gary Jules de fondo… canción más apropiada, imposible) cómo había sido su vida con una enfermedad del corazón y todas las veces que había conseguido “engañar” a la muerte. Habla de la paz que sintió en los momentos en los que estuvo a punto de morir. Me han emocionado profundamente estos vídeos. Ben tenía que saber de algún modo que le quedaba poco tiempo… sus experiencias cercanas a la muerte eran cada vez más intensas, y en la última (el 6 de diciembre de 2011, tras desmayarse en el instituto), sentía que no quería irse del sitio “blanco e infinito” en el que estaba.

Me quedo con dos cosas del relato de Ben: uno, cuando llegue el final quiero poder sentirme orgullosa de quién he sido; dos, hay algo más, queramos llamarlo Dios, el Universo, la Madre Naturaleza, ángeles o Mocosete.

Estoy segura de que por fin estás descansando en paz en ese sitio, Ben.

Tesoro

By , August 23, 2011 11:45 am

Mañana es el cumpleaños del día en que mi entonces futura socia y yo intercambiamos un par de palabras (casi literalmente un par: “¿Tú lo harías de verdad?”“Sí, sin dudarlo.”), nos tanteamos la una a la otra con la mirada para ver si la cosa iba en serio, y decidimos quedar para comer y charlar sobre nuestro plan.

Hay que ver lo que puede cambiar la vida con sólo una conversación :-).

Me siento muy afortunada por tener a la mejor socia-amiga del universo. Tengo muchísima suerte de estar acompañada de una persona como ella en esta andadura empresarial nuestra que sólo acaba de empezar.

 

Sólo eso :-).

 

Vida nueva

By , November 3, 2010 4:09 pm

Sin entrar en muchos detalles, os diré que hoy hace una semana que cambié el trabajo por cuenta ajena por el trabajo por cuenta propia :).

Creo que sigo en fase de “Retorno de Saturno”, como ya mencioné en un post de principios de este año. No es que crea que todo esto se deba a los astros, pero me parece curioso que a tantas personas de mi edad les ocurra algo parecido en el mismo momento.

Muchos cambios vitales en los últimos diecisiete meses, a veces a ritmo vertiginoso:

I. Me opero de la vista para quitarme mis 6-7 dioptrías de miopía (este evento parece absurdo, pero siento que fue el momento en el que empezaron a ocurrir cosas…).

II. Dejo a mi pareja.

III. Cambio de piso…

IV. … pero decido pasar el verano en casa de mis padres con una de mis mejores amigas.

V. Me mudo al piso nuevo.

VI. Vuelvo a tener pareja.

VII. Más movidas en el trabajo.

VIII. Encuentro un piso más grande.

IX. Me mudo a casa de mis padres mientras me dejan listo el piso nuevo.

X. Me mudo al piso nuevo (ais, cómo lo echo de menos…).

XI. Empiezo a buscar trabajo, harta de movidas.

XII. Cambio de trabajo, muy triste por dejar a mis compañeros y amigos, pero ilusionada con las perspectivas de futuro de mi nuevo puesto.

XIII. Descubro que el nuevo trabajo es una mierda bien pagada (más o menos).

XIV. Es oficial: es una mierda, pero hago tres buenas amigas que hacen que la jornada sea amena y llevadera.

XV. Me voy de vacaciones y decido empezar a buscar otro curro a la vuelta.

XVI. Mi casera me dice que me tengo que ir de “mi” piso (la muy… a día de hoy no me ha devuelto la fianza).

XVII. Vuelvo de vacaciones, mi socia vuelve de vacaciones, y ambas estamos en la misma tesitura. Charlamos y nos damos cuenta de que tenemos la misma visión.

XVIII. Encuentro piso, y tengo mil movidas con la inmobiliaria (ofú).

XIX. Me mudo a casa de mis padres.

XX. Mi compi/amiga y yo decidimos ser socias y empezamos a maquinar.

XXI. Mis nuevos caseros son chuflus maximus y las paso canutas con gestiones que deberían ser rutinarias.

XXII. Decido que es momento de dejar de ser ingeniera extraoficial, así que me matriculo en la universidad para ir a por mi segundo título universitario (y mira que paso de los títulos porque no creo que sean una garantía de que el profesional esté cualificado, pero, por desgracia, en el mundo importan los títulos, y en España hay titulitis aguda, así que no me queda otra).

XXIII. Me mudo al piso nuevo… por fin.

XXIV. Las maquinaciones van a más, así que mi socia y yo decidimos dejar el curro.

XXV. Dejo el curro. Mi socia tendrá que esperar un poquito más, ¡pero esto ya está en marcha!

Por supuesto, esto es una simple línea temporal con eventos que han resultado ser hitos, y no es todo lo que me ha pasado en esta etapa saturniana… hay algunas cosas que me estoy reservando, pero que son altamente saturninas (¿saturninas? ¿saturnianas?) y que han hecho que mi mundo se vuelva del revés. A lo mejor a alguien le parece que estas cosas no son “pa tanto” porque son de lo más común, pero a mí me han tenido “entretenida” durante todo este tiempo :).

Además de mi nueva andadura empresarial, tengo por ahí un par de proyectillos artístico-potencialmentelucrativos que voy a desempolvar, y me han ofrecido ser colaboradora externa de la empresa que acabo de dejar (chollazo, suponiendo que sea verdad, porque significa que cojo los proyectos que más coraje me den y que no tengo que ir a la oficina) así que voy a estar hasta arriba de curro. ¡Me hace mucha ilusión!

Depende de la perspectiva

By , October 14, 2010 1:43 pm

Llevo unos días con un nudo en el estómago… estoy ejecutando un plan que me tiene algo intranquila porque no estoy acostumbrada a este tipo de planes, los problemas del piso, y un etcétera bastante largo.

Antes de ayer el nudo de nervios se convirtió en una bola pesada en el estómago porque mi hermana llamó hecha polvo para contarnos que su suegro había fallecido de una forma terrible y brutal. La noticia me impactó, no sólo porque fuera una muerte completamente inesperada y por el dolor que tienen que sentir sus seres queridos, sino también porque caí una vez más en lo frágiles que son nuestros cuerpos y en que nunca se sabe cuándo nos puede llegar nuestra hora. Evidentemente, no podemos estar pensando siempre en esto, o no estaríamos tranquilos nunca, pero creo que cuando sucede algo así, el mejor homenaje que le podemos hacer a la persona fallecida es pensar en cómo podemos aprovechar nuestras vidas al máximo.

Sigo estando nerviosa, pero voy a intentar convertir los nervios en algo positivo. A fin de cuentas, las “penurias” que estoy pasando las estoy pasando porque quiero cumplir una serie de objetivos que me he propuesto… y no existe mayor satisfacción personal que esa.

Panorama Theme by Themocracy