Posts tagged: recuerdos

La grabación más patética de la historia

By , February 7, 2013 1:39 am

Acabo de encontrar en mis notas de voz del iPhone una de mayo del año pasado… ¡vaya vocecita de acabada tengo! En realidad lo estaba. Estaba programando, negociando con proveedores, haciendo presupuestos para clientes, haciendo diseño gráfico (bueno, si a lo que hacía se le podía llamar eso jejeje), contestando a clientes por email y teléfono, haciendo presupuestos, subiendo programas a la web nueva y resolviendo marrones contables y administrativos.

La tarde que hice esa grabación estaba agotada, pero me quedaban un montón de datos por picar, así que no podía parar para descansar.  Tenía que subir un montón de tarifas a la web y no tenía forma de importarlas porque los proveedores me daban todo en Word o en PDF, así que no me quedó más remedio que imprimirlas para poder copiarlas e introducirlas a mano. Mi cerebro estaba hecho puré sin tropezones. No hacía más que cometer errores al copiar del papel al ordenador. Necesitaba a alguien que me dictase los jodidos números y no había nadie… ¡salvo el teléfono! Total, que decidí grabarme leyendo todos los números y cuando terminé le di a “play” y los fui introduciendo según me los iba dictando a mí misma desde el iPhone. ¡No necesito a nadieeeeeeeeeeeeeee! ¡Viva la tecnología!

Me río ahora, pero entonces casi lloré.

 

Editado posteriormente para añadir: si hubiera tenido en ese momento estos “carteles motivacionales” que me acaba de pasar el chuloputter Borja, seguro que esa tarde se me hubiera hecho menos cuesta arriba :D.

 


KipWinger_zps8c9099dc

 

Canciones, misterio y sorpresas

By , December 19, 2011 11:50 pm

Estas canciones me transportan instantáneamente a otra época más… no sé. Con más halo de misterio. Con más sorpresas, o más bien, con la sensación de estar anticipando sorpresas buenas. El misterio bueno y las sorpresas buenas son dos de las mejores cosas de esta vida, y me temo que estoy perdiendo la capacidad para sentirlas a medida que me voy haciendo mayor. No sé si será por los palos de la vida o qué, pero en cualquier caso me pone triste. Odio la sensación de tener muchos tiros dados.

(El vídeo este de Air me da un poco por saco, pero no había un vídeo con sólo la música…)

Siempre recuerdo haber fomentado en mí misma el misterio y eso de estar a la espera de sorpresas. Cuando era pequeña y me iba al olivar que había detrás de casa de mis padres a jugar a que era exploradora (con una mochila llena de artilugios de “exploradora”, que según yo eran un cuaderno en el que dibujaba mis inventos y anotaba listas, un lápiz, una red para cazar mariposas, cuerda, unos prismáticos, una brújula y una navaja-imitación suiza :D), sentía eso, y el sentimiento me gustaba casi más que el propio acto de explorar. Una vez descubrí arriba, en lo alto de un montecito que estaba en el olivar, una casa solitaria y enorme tipo cortijo rodeada de setos muy tupidos. Otra vez encontré una cueva de pastores fabricada con barro y ramas de eucalipto. Me inventé historias para acompañar a los hallazgos… no es que fuera una niña mentirosa, pero me gustaba contar mi versión fantasiosa (y mucho más interesante) de la realidad. Mi padre siempre me instaba a contar mis “historias verídicas”, como él las llamaba, porque le hacían mucha gracia.

:)

 

Blast from the past

By , December 8, 2011 10:17 pm

Una de cuando era joven, estudiante a tiempo completo, tenía el pelo teñido de rojo (y la raya en medio), pesaba 100 Kg menos y llevaba bolsos pequeños y reloj. Casi no me reconozco… sólo sé que soy yo porque estoy señalando una armadura y sonriendo (me encantan las armaduras, las espadas, etc.).

Estaba en un Ren Fair con mi hermana y su actual marido… ese día lo pasamos muy bien :-).

So let it happen

By , October 11, 2011 1:29 am

Entre los 13 y los 17 años pasé una cantidad de horas ingente pegada al radiocassette. La radio siempre estaba en Los 40 Principales… en los 90 ponían más variedad de música que ahora (que es casi todo basura, como sabréis), así que esperaba ansiosa a que saliera la canción que me gustaba para pulsar “REC” y grabarla en mi cinta TDK. ¡Hasta escuchaba conciertos en Los 40 Principales! Había algunos acústicos mortales. A veces ni quería ir a hacer pis por si salía LA canción. Como resultado, tengo muchas cintas de “varios” increíbles.

Por supuesto, en esa época en la MTV aún ponían música (ahora MTV = Mierda TV, ya que lo único que emiten son “realities”), así que también tengo horas y horas de videoclips grabadas en cintas de vídeo. Qué gran recuerdo guardo de MTV Europe, MTV2 (mi canal favorito), VH1 y VH1 Classic (mi otro canal favorito). Qué de noches viendo Pop-up Video

Nada, que me he acordado de esta canción. Es de esa época :-). No volvería atrás en el tiempo, ya que no soy de las que piensan que un tiempo pasado siempre fue mejor, pero recuerdo con cariño aquellas tardes y noches después del colegio y esos fines de semana enteros pegada al radiocassette. Nunca fui una adolescente rebelde, y como no tenía el más mínimo interés en salir, me dedicaba a leer, a escribir gilipolleces, a escuchar la radio y a hacer tonterías en el ordenador. Creo que esos años son los “culpables”, en gran parte, de que sea como soy ahora.

Bliss

By , May 6, 2010 10:00 pm

Esta es una de las canciones que más me recuerdan a los eternos días de verano en casa de mis padres. En mis años universitarios, ellos partían hacia el otro lado del charco en junio, y yo me quedaba hasta finales de julio-agosto por los exámenes. Estudiar, estudiaba poco (siempre fui extremadamente floja…), pero sí que me dedicaba en cuerpo y alma a ver MTV, MTV2, VH1 y VH1 Classic. En una de esas vid-sessions, vi este vídeo. Recuerdo que me quedé embobada con la música (ese pianito con reverb…¡qué bonito!) y el vídeo porque me parecieron hipnóticos. Entusiasmada, me bajé la discografía del grupo… fue algo decepcionante porque ninguno de los temas de Muse me gustó tanto como este. A día de hoy sigo pensando lo mismo: se dejan escuchar, y tienen temas que están realmente bien, pero sólo este llegó a “llegarme” ;-).



(Ver con mejor calidad de imagen y sonido.)

Ah, y la letra (que, como sabéis es una parte importante de un tema para mí), me parece una declaración de amor preciosa.


Everything about you is how I wanna be
Your freedom comes naturally
Everything about you resonates happiness
Now I won’t settle for less

Give me all the peace and joy in your mind

Everything you pains my envying
Your soul can’t hate anything
Everything about you is so easy to love
They’re watching you from above

Give me all the peace and joy in your mind
I want the peace and joy in your mind
Give me the peace and joy in your mind

Everything about you resonates happiness
Now I won’t settle for less

Give me all the peace and joy in your mind
I want the peace and joy in your mind
Give me the peace and joy in your mind

Internet, revolucionando mi vida desde 1995.

By , April 17, 2010 12:49 pm

El año era 1995, el sistema operativo, Red Hat Linux*, y el navegador, Netscape. Mi padre me sentó delante de uno de los ordenadores que tenía en su despacho en el trabajo, abrió el Netscape, y tecleó http://www.altavista.com. Entonces me explicó que aquello era un search engine y que podía buscar lo que quisiera ahí. Sin creerle demasiado, escribí algo en la caja de texto, por desgracia no recuerdo qué, e hice clic en el botón… al ver el resultado, me quedé boquiabierta. Después de varias búsquedas, le pregunté a mi padre: “¿Pero dónde está la información? ¿La guardan en un ordenador enorme? ¿¡Quién la mete ahí!?”

Suena dramático, pero en ese momento cambió mi vida para siempre. Unos meses después, descubrí que cualquiera podía hacer esas páginas con información, así que aprendí HTML, Java Script** e hice algunos Java Applets (el primero fue un cubo con una foto en cada cara) y mi primera página web, con GIFs animados, barras, colores planos y un libro de visitas, como marcaban las tendencias de la época. Se llamaba “Vicki’s Virtual Shack” (“La Choza Virtual de Vicki”), y tenía varias secciones:

About Me. La sección más extensa: aquí hablaba de mí, de mis aficiones, de música, de libros…

Pics. Aquí colgaba fotos mías (escaneadas, por supuesto, y con los ojos rojos retocados por cortesía del software de mi escáner marca Simplex) y fotos de cantantes y grupos.

Quotes. Sección de citas célebres y letras de canciones.

Guestbook. El famoso libro de visitas.

El layout era simple: una columna a la izquierda con el menú y una sección más grande a la derecha donde se iba cargando el contenido. ¡Ah! También tenía una página de introducción: lo primero que se veía al entrar en la página era una pantalla negra con un GIF animado de un telón que se abría. Debajo ponía “Enter”, que era un enlace a la página en sí. Os recuerdo que era 1995 y que yo tenía 15 años, ¿eh? Creo que se me permiten las horteradas ;-).

Mi página estaba alojada en la ya difunta Geocities, en el barrio de SoHo (Geocities se componía de varios barrios, y tú elegías, según tus preferencias y la temática de tu página, en qué comunidad querías integrar tu web). La url era, si no me equivoco, http://www.geocities.com/SoHo/oasis-in-spain (en aquella época era bastante fan de Oasis***). Me da mucha pena no haber guardado la página; me encantaría poder ilustrar el post con algunas capturas de pantalla.

Y, por supuesto, mi web tenía un contador a pie de página.

Todo el código lo piqué a mano. Después descubrí el Dreamweaver y el Hot Dog, pero seguí usando la vista código porque me relajaba escribirlo y porque incluso por aquel entonces, los editores te metían basura en el código.

Me hacía mucha ilusión que me dejasen comentarios en el libro de visitas. ¡Tenía hasta un seguidor y todo! (me refiero a alguien que no era amigo o familiar, sino que me encontró navegando). Un chico de Madrid llamado Nacho dio por casualidad con mi web, le gustó, y estuvimos un año escribiéndonos emails y cartas.

Mi padre instaló el Pegasus Mail en el ordenador de casa para que pudiera leer desde ahí los correos que me escribía mi noviete de entonces, que vivía al otro lado del charco. Ese fue mi primer contacto con el email. Mi padre tenía una cuenta en el CICA, y toda la familia la usaba. Privacidad cero, aunque por suerte, pronto descubrí que había sitios que ofrecían un servicio de email gratuito. Gracias a mi noviete descubrí también la mensajería instantanea, ICQ y AIM, y mensajería instantanea + comunicación por micro (con muuuuucho lag) a través de un programa bastante divertido llamado PowWow.

Ya van casi quince años de relación :).

* Dato curioso: años más tarde, trabajaría muy de cerca con Bob Young, el creador de Red Hat Linux, en un divertimento empresarial suyo llamado Lulu (la primera empresa en dedicarse exclusivamente a la autoedición mediante la impresión bajo demanda, o lo que se conoce como el vanity publishing). Ese fue uno de mis primeros proyectos en la empresa que estoy a punto de abandonar, y probablemente uno con los que más he disfrutado y aprendido ;-).

** Aquello marcó el inicio de mi amor por los lenguajes interpretados.

*** Las primeras canciones que intenté tocar en la guitarra fueron de Nirvana y Oasis. ¿De dónde sacaba las partituras? Al principio las compraba, después las buscaba en Altavista.

¿Destino?

By , March 27, 2010 6:51 am

¡Llevo una semana de locos! Por fin tengo tiempo para desconectar de todo…

Hace un día precioso, no sólo porque haga sol, sino porque hace un sol que realza los colores de forma exagerada: el cielo luce un azul intenso, en los edificios se aprecia toda la gama de marrones de los ladrillos (desde marrón-rojizo hasta marrón tostado muy claro), brillan el verde de las hojas de los limoneros del jardín y el amarillo canario de los limones que cuelgan de sus ramas.

Anoche invité a una amiga del cole a cenar a casa, y le conté que había días en los que estaba tan cansada después del trabajo y mis actividades post-trabajo, que a menudo me quedo dormida en el sofá, para luego despertarme a las tres o las cuatro de la madrugada, totalmente desorientada y mosqueada conmigo misma porque el despertador va a sonar en tan sólo tres horas. Pues anda que me faltó tiempo para recaer: cuando se fue mi amiga, me senté en el sofá a leer, y he abierto los ojos a las seis y media de la mañana :D. Me he arrastrado hacia la cama, y sin abrirla me he dejado caer, envuelta en la manta del sofá. Me he levantado a las 11:30 con dolor de cabeza, pelos de loca y la ropa de ayer arrugada. Menos mal que hoy no hay que ir a trabajar.

Mi hermana de pequeña siempre me decía que yo acabaría divorciada y viviendo en un piso de Felipe II (una calle de Sevilla). Se equivocó en la calle y el estado civil, aunque no en el concepto. La muy puñetera tiene una habilidad para acertar en sus predicciones acerca de mi vida… Todo esto viene a que esta mañana cuando me he levantado y me he mirado al espejo con esas pintas, me he acordado de la broma que hacía mi hermana hace ya quince años, y he pensado que menos mal que nadie me podía ver así de “azquerozah”.

Después me he acordado de las historias que yo escribía para mis amigas sobre la Tita Vicki (tita de muchos sobrinos, madre de nadie)… eran de cachondeo en aquel momento, pero, ¿y si significaban algo más? Lo cierto es que ya de jovencita me veía sin pareja en mi vida adulta, y nunca fui una niña que soñase con casarse. ¡Ni siquiera jugaba a las casitas! Cuando jugaba con muñecas, jugaba con las Barbies y con She-Ra, nunca hacía de madre de Nenucos, aunque en ocasiones jugaba con ellos. Las Barbies y las She-Ras siempre eran cañeras e independientes; siempre las dotaba de la misma personalidad. Y eran mucho más divertidas: las Barbies tenían el pelo largo y peinable, cientos de vestidos, taconazos de infarto, ordenador, caballos, un Ferrari y otros cochazos, barcos, cocina, playa, salón de belleza, bañera y un largo etcétera, y las She-Ras caballos voladores, espadas, armaduras y un castillo. Todo ello me seducía mucho más que los Nenucos ;-).

¿No os parece esto mucho mejor que el Nenuco? 😀


Siempre que veo a mi amiga del colegio me acuerdo de cosas de cuando era pequeña y adolescente. También me hace pensar, inevitablemente, en mi futuro, porque ella es muy directa y muy clara. No está mal tener a alguien en tu vida que te recuerde exactamente de dónde vienes y que te dé una colleja para que pienses en serio y sin más dilación hacia dónde quieres ir.

Panorama Theme by Themocracy