Posts tagged: entrenamiento

Cuerpos bonitos y carnes en su sitio

By , February 14, 2012 11:37 pm

Mirando en una esta web de bikinis customizados para modelos de competiciones de músculos (son como las competiciones de culturistas, pero con menos esteroides), vi una galería de imágenes en la que aparecían modelos con los bikinis de la modista. Me parece que estas chicas tienen unos cuerpazos de infarto… me gustan mucho más estos cuerpos que los de las chicas de Victoria’s Secret, por ejemplo. Las modelos de Victoria’s Secret son auténticos cañones, pero apenas tienen definición muscular… Antes me parecían perfectas, pero desde que empecé a entrenar tanto, siento un cariño especial por los cuerpos femeninos algo más musculosos y hasta me parecen más bonitos. Quizá sea porque ahora sé lo mucho que cuesta conseguir esos músculos y el esfuerzo que requiere, o quizá sea porque yo me veo mejor con el cuerpo más tonificado y lo estoy extrapolando a la belleza femenina en general.

(Que conste que no estoy diciendo que me vea bella… eso sí, ojalá llegue el día en que pueda decirlo ;-).)

Probablemente nadie haya leído el texto y sólo estéis mirando el culo de la primera chica =), pero seguiré hablando y os voy a decir qué me gusta de estos cuerpos (aparte del culo, que ya lo quisiera yo para mí): espalda perfectamente tonificada y sin exceso de grasa, la increíble definición de los brazos (qué envidia), el abdomen marcado (pero sin tableta de chocolate, que no me gusta para las chicas) y la perfectísima forma de los muslos con todos los músculos marcados. Lo único que no me gusta de este tipo de modelos es que casi todas son de color naranja-Oompa Loompa :-/.

Ver fotos como estas me anima a seguir entrenando. Evidentemente, en la vida voy a tener el aspecto que tienen estas mujeres… más que nada porque mido medio metro y mis hechuras no son de modelo… pero sí que puedo seguir intentando ser una versión mejor de mí misma. Una versión de mí misma que pueda partir una nuez apretando el puño. ¡MUAHAHAHAHHAAH!

Flexiones

By , December 12, 2011 11:27 pm

Hacer flexiones con un solo brazo es muy, muy difícil.

De momento sólo puedo hacer esto:

¡Espero poder hacerlas pronto! 😀

¡Está granizando!

By , February 16, 2011 11:33 am

Ayer estaba haciendo ejercicio con tantas ganas que se me desabrochó el sujetador*… si no hubiera llevado camiseta, habría ocurrido esto :D:

*Creo que es lo más parecido que me va a ocurrir a estallarlo por potentona, pero eso nunca ocurrirá sin asistencia médica, o sin que engorde 30 Kg  :-/.

Flexibilidad

By , February 4, 2011 1:24 am

Una de las consecuencias de hacer el tipo de entrenamiento que estoy haciendo es un incremento considerable en la flexibilidad. Donde más lo noto es durante los diez minutos de estiramientos post-entrenamiento, en concreto, en este ejercicio:

Antes, no podía ni agarrarme el pie. Ahora, no solo me agarro el pie, sino que soy capaz de apoyar la nariz y la frente en la pierna. ¡Es una pasada!

Físicamente, aún no he visto grandes cambios, aunque sí que voy notando detallitos. Me veo la piel más lisa y tersa (este tipo de ejercicio es sin duda alguna la mejor crema anticelulítica que he probado), tengo el cuerpo más duro, y al parecer me están “saliendo” músculos. El otro día mi amigo la Gorda me dijo que se me notaba este:

Total, que estoy bastante contenta con los resultados. Mi objetivo para la semana que viene es pasar de 4 ó 5 sesiones por semana a 5 ó 6 :D.

Mens sana in corpore sano… ahora más que nunca.

By , December 31, 2010 3:56 pm

Este año he pedido por Navidad un viaje de libros… Papá Noel ha tomado nota, y me ha traído gran parte de mi lista de Amazon (¡13 libros!). Entre ellos están los cuatro libracos de Canción de Hielo y Fuego de George R. R. Martin, uno de Mundodisco, de Terry Pratchett (qué crá), y varios de “chick lit” (“literatura para chicas”, ese amable género, genial para sentirse bien con una misma y recuperar la esperanza en el amor y los proyectos).

Uno de los libros que pedí y recibí se titula “Tú eres tu propio gimnasio“, que es, como reza el eslógan de la portada, “la biblia de los ejercicios de peso corporal”.

Hace algo más de un año empecé a interesarme por el ejercicio sin máquinas y sin aparatos. Lo dejé un poco abandonado durante mi época en el gimnasio, y después de algunos meses (vale, casi un año) sin hacer NADA, volví a interesarme por el tema y empecé a tontear con este tipo de entrenamientos. Los ejercicios son un castigo y acabo con ganas de potar (hacer flexiones con un solo brazo durante 50 segundos parece una tontería, pero no lo es), pero luego me siento fuerte y con más energía. Lo mejor de estos entrenamientos es que la mayoría dura entre quince minutos y media hora, y que los puedes hacer en cualquier sitio y con cero o poco material (cuando hay que usar material, puedes usar cosas que todo el mundo tiene en casa, como una silla o una escoba).

Hace un par de meses me hice unos análisis, y resulta que tengo algunos problemillas de salud derivados de una dieta pobre en determinados tipos de grasa y falta de ejercicio. Por suerte, no es nada grave y ni siquiera necesito medicación, pero mi médico me recomendó encarecidamente hacer algo de ejercicio… cosa que me he tomado muy en serio. La salud es el mayor tesoro que tenemos, y hay que cuidarla. Cada día soy más consciente de que los años no pasan en balde, ya que empiezo a notar los primeros síntomas de “madurez” en mi cuerpo (arrugas, flaccidez, piel apagada y demás maravillas… aunque aún cero canas de momento :D). Envejecer es inevitable, pero se puede hacer de forma saludable, así que me he propuesto vivir de forma más saludable. Por suerte, no tengo vicios graves (no fumo, ni me drogo, ni bebo en exceso), así que es “sólo” cuestión de adquirir un firme compromiso con un plan de ejercicio que rete a mis perezosos músculos, comer de forma más equilibrada aún, de exprimir mi mente y usarla como nunca y de mantener contento mi espíritu.

Por si no se nota, me apasionan estos temas :-).

Después de esa parrafada de declaración de intenciones, sólo comentaros que el libro es muy interesante, no tiene literatura de “relleno” y va directo al grano. Creo que aún no está disponible en español, pero si os apetece leer en inglés y tenéis ganas de probar otro tipo de entrenamiento, os lo recomiendo encarecidamente. Podéis adquirirlo en la página de Mark Lauren, o a través de Amazon (tanto en formato ebook para el Kindle, como en formato papel).

Repetid este movimiento veinticinco veces seguidas, os vais a cagar :D.

Panorama Theme by Themocracy