Sobre tocar fondo

By , May 28, 2014 12:27 pm

Siempre me he sentido muy egoísta las veces que he admitido que estoy mal. Siempre hay personas que lo tienen más jodido que tú (pienso en cualquier persona que esté luchando por su vida, o quien tenga a un ser querido luchando por su vida) así que parece egocéntrico decir “estoy mal”.

Sin embargo, lo admito, estoy mal. Hoy no voy a relativizar, no voy a pensar en que otras personas lo tienen peor. Hoy sólo existe mi microuniverso.

Estos últimos meses han sido una jodida montaña rusa. Mi mundo, tal y como yo lo conocía, YA NO EXISTE. He perdido algunos de los pilares más importantes de mi vida: relación, trabajo, amor. Si hubiera hecho las cosas de otro modo, no estaría así, eso está claro. No me gusta usar la palabra “perder”, parece que le estoy echando la culpa a alguien de los acontecimientos. Voy a expresarlo de otro modo: debido a mis sentimientos y acciones, mi vida se ha derrumbado.

Siento que soy una cascada de agua, no puedo parar de llorar. Quiero llorar, llorar y llorar hasta quedarme profundamente dormida, quiero que me den con un ladrillo en la cabeza y quedarme inconsciente… cualquier cosa es mejor que sentir esta angustia, este sentimiento tan físico que me estrangula el estómago, los pulmones, el corazón.

Por primera vez en mucho tiempo, no tengo un plan de acción. Mi motorcito, mi maquinita de ideas latente, mi aliado en los momentos más difíciles, se ha parado. No es que no sepa hacia dónde voy, es que estoy parada y no tengo fuerzas ni para levantar la cabeza.

Todo lo que era ya no es. Aunque lleve unos meses “perdiendo”, ayer sentí realmente el impacto de todas mis “pérdidas”. Fue uno de los peores días de mi vida, aunque si tengo que sacarle algo positivo, es que por fin acepté la última pérdida. Llevaba un mes y pico sabiendo que tenía que aceptarla, pero luchando contra corriente por no tener que hacerlo… Al final he tenido que aceptar que es algo que no depende de mí y que tengo que soltarlo.

Aceptación… Ojalá la aceptación me traiga algo de paz. Un propósito en la vida estaría bien, pero por ahora me conformaría con dejar de sentir dolor físico y mental.

Lo que más me atormenta es que he estado tan cerca de ser feliz… casi podía tocarlo. Sentía que mi vida tenía sentido como nunca antes lo había tenido, que todo se estaba encauzando… y resulta que ha sido todo un espejismo.

 

gravity

2 Responses to “Sobre tocar fondo”

  1. Neon says:

    He tardado mucho en volver a recalar pro aquí. Espero que te encuentres aunque solo sea un poquito mejor. Acuérdate de los carteles de Winger. Ánimo y un abrazo :*

    [Responder]

  2. Vittorio says:

    Fijate que hacia un año al menos que no me metia a cotillearte la vida por aqui y hoy me ha dado. Supongo que es coincidencia.

    Solo decirte que lo lamento y desearte mucho animo. Eres fuerte, asi que apuesto a que saldras adelante.

    Un abrazo

    [Responder]

Leave a Reply

Panorama Theme by Themocracy