Oh. Dios. Mío.

By , October 24, 2009 4:12 am

Mi pelo es un ente con vida propia, al que no conviene molestar demasiado, y por eso lo llevo siempre igual: largo y con capas muy, muy largas. Cualquier otra cosa no le gusta. En el pasado he probado a ponerle distintos tipos de capas, pero todas las variantes, salvo la de las capas muy, muy largas, hacen que mi pelo se abombe por sitios por donde no debería abombarse y se quede lacio por donde no debería estar lacio.

Pues bien, hoy he ido a la peluquería, y he dado las instrucciones que siempre doy. La chica que me estaba pelando era novatilla, y se notaba, pero por no hacer que se sintiera mal, no le insistí tanto como debí haber hecho acerca del largo de las capas. Después de decirle por dónde quería las capas, y antes de que me diera tiempo de decir nada más, ¡¡¡cogió un manojo de pelo y me lo cortó a la altura de la mitad de la jodida cabeza!!! Después de eso, poco podía hacerse porque se me veía el trasquilón ahí, así que me tuvo que hacer el resto de las capas :(.

El resultado es copa-arbolesco. Como tengo muchísimo pelo, cuanto más corto, más se me abomba, así que tengo alrededor de la cabeza una especie de copa de pino redonda, y colgando por la espalda unos hilitos más largos. Ahí no acaba todo. Me he puesto mechas sólo por las capas superiores, ya que me dijo esta mujer que así quedaría bien, pero no previó que si me hacía las capas muy cortas, las capas inferiores se verían de otro color, al no llevar estas mechas.

Total, que tengo el pelo bicolor y con una forma realmente extraña. Lo único que puedo hacer es recogérmelo durante los próximos seis meses.

ME CAGO EN TODO LO QUE SE MENEA. Después de la semana que llevo, esto es lo que me faltaba.

¡Odio ir a la peluqueríaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

6 Responses to “Oh. Dios. Mío.”

  1. Silverwake says:

    Por eso voy a la peluqueria una vez cada dos anyos, aprox y solo si hay un motivo realmente acuciante. Asi fue como tuve que ir hace unas tres semanas para la boda de mi hermana. Me oscurecieron el pelo para igualar los colores que llevaba de tenyirme yo en casa y me lo pelaron a mas no poder para dejarme un poco de melena y disimular mi cara de bola, pero aun asi, aun esta toda la grenyaca estropeada ahi. El caso es que sali contenta hasta que hace unos dias descubri la terrible realidad: o me lo aliso, o la hemos jorobao. Y alisarse el pelo cuando llueve todos los dias a todas horas si o si, pues ya se sabe…

    Pero tu que tienes esa posibilidad, porque no le diste un par de hostiejas a rodabrazo ahora que estas poniendote cachas?
    Yo lo mas que podria haber hecho es tirarme encima para aplastar al peluquero con las lorzas, y eso queda feo y con poca clase :(

    En resumen: me uno a ti! A la hoguera con los peluqueros!

    Ahora tendre que ir a comprarme ranitas y horquillas varias para este duro y largo invierno… Te pillo unas cuantas para ti?

    [Responder]

    muxdemux Reply:

    Jajajajaajaj… ¡pobrecilla! Yo también voy a tener que alisarme las múltiples capas para que me quede bien. Si no, no voy a caber por las puertas ¬¬. Me apunto a lo de las horquillas. Creo que las horquillas, las pinzas de pelo, las gomillas y los gorros van a ser mis mejores aliados a partir de ahora. Ah, y el tinte. Esta tarde voy a ir a “Perfumería Ana” (me encanta mi barrio, jejeje) a ver si encuentro un tinte para igualar los pelos de abajo con los de arriba.

    ¡Di NO a la peluquería!

    Estoy consolándome con un litro de cerveza para mí sola. El próximo trago va por ti y por tu pelo malparado, en señal de solidaridad :**.

    [Responder]

  2. Borja says:

    Foto!!

    Porfa please recubierto de nata =)

    Mí pelo es igual, hasta pasados los 20 no empecé a entenderlo, a él le gusta que no lo peine después de la ducha y lo deje a su aire, solo así se me queda un pseudorizado/ondulado decente y no como el de un yonki recién levantado.

    Sabes que hace como 4 años que no me corto el pelo en una peluquería? supongo que para mí es más fácil, pero aprender a arreglarte el pelo en casa tiene grandes recompensas :)

    [Responder]

    muxdemux Reply:

    Yo también empecé a entender a mi pelo pasados los 20; me hizo gracia leer eso en tu churnal porque me pasó lo mismo :).

    Quería un flequillo, unas mechas… y esas son dos cosas que no quedan igual “made in casa” que en la peluquería, al menos en mi caso. El año pasado estaba mal de pasta y aprendí a pelarme en casa, pero ahora que estoy algo más recuperada económicamente, me ha podido la vanidad. ¡GRRRRRR!

    Fotos… uf :P. ¿Para que todo el mundo me llame “carapino”?

    [Responder]

  3. Vittorio says:

    Jolin! Yo a los 20 lo que descubri es que los peliqueros hablan un idioma que yo desconozco por completo… Y la verdad, pagar para que me hagan lo que les sale de la moral y encima acbaar jodio, como que no. Lo que hago si tengo que pelarme es tratar de convencer a alguna amiga o ami novia en la actualidad para que ella haga de interprete… Y eso que tengo un pelo automatico, que con mover dos veces la cabeza ya esta peinao…

    [Responder]

    muxdemux Reply:

    Suerte que tienes… yo si muevo la cabeza dos veces, acabo hecha el león de la Metro :).

    [Responder]

Leave a Reply

Panorama Theme by Themocracy