Esto va por vosotros

By , May 3, 2010 2:11 am

El jueves quedé con mi amiga Patri (de mi ex-empresa) para tomarnos unas cervecillas por el Centro. Cuando llegué, me dijo que había reservado en un restaurante italiano que le había recomendado una amiga, y que si me parecía bien. Le dije que sí, que me parecía bien porque tenía mucha hambre.

Total, que entramos en el restaurante tan tranquilas, y yo, esnortaísima, miro al fondo y veo a todos mis compañeros sentados en una mesa. Fue sin duda alguna una de las sorpresas más grandes y bonitas que me han dado en mi vida. Según me he enterado después, más de uno pensó que yo ya me había coscado porque llevaban tres semanas enviándose emails los unos a los otros, y a al parecer estuve a punto de verlos en más de una ocasión. Menos mal que soy rubia y no me cosco de nada :).

Pasé muchísimo calor y muchísima vergüenza, y apenas pude comer de lo nerviosa que estaba :D.

Cuando estábamos terminando de comer, Jorge (alias, “la Gorda”), sacó una caja de una bolsa y me la dio. Por poco me echo a llorar… era una de las cajas de mi ex-empresa*, precintada hasta las trancas y empapelada con las pegatinas de algunos de nuestros partners (voy a tener que dejar de usar el plural posesivo… ¡ya no soy de la empresa!):

La abrí usando un cuchillo (porque mira que tenía precinto…), y dentro me encontré los siguientes objetos:

1) La portada de uno de nuestros manuales con un par de caricaturas mías superpuestas. El búho gordo es mi compañero Enjuto (o José Jorge para su madre), y la de la carapapa es un autorretrato muy especial.

3) Las servilletas “multiusos” que nos dejan en los baños cuando se gasta el papel higiénico.

4) Un rollo de precinto de la empresa.

5) La patita de un elevador de monitor. ¿Por qué? Porque algunos de mis compañeros las han ido coleccionando y apilando hasta tener un palo de más de un metro de largo. El palo fabricado a base de patitas igual sirve de sable láser, que de puente conductor entre dos mesas, que de arma arrojadiza multipiezas. No se puede ser más friki :).

6) El calendario con las extensiones de la gente de la empresa.

7) Pegatinas varias.

8) ¡Un marco digital! Me habían preparado una presentación y la pusieron en el restaurante. No os lo perdáis, habían puesto de música de fondo A Tale That Wasn’t Right y Forever And One. ¡¡¡Si es que me los comería!!!

(Acabo de re-ver la presentación ahora y me he descojonado.)

Me emocioné mucho cuando me dijeron que el marco no era sólo de parte de ellos, sino que también habían participado otros compañeros de la empresa.

9) Todo ello venía protegido con “foam” de la empresa, jejeje.

Es uno de los mejores regalos que me han hecho en mi vida. Decir que me ha encantado es poco.

Así que nada, el jueves fue un día muy bonito, pero algo extraño. Por la mañana tuve una reunión en la nueva empresa y por la noche la despedida de mis amigos de la antigua empresa. Fue durillo porque, a pesar de que la oficina nueva es muy chula y la gente parece agradable, sé (por mucho que me diga mi ex-compañero Enjuto), que la gente de la nueva empresa no va a ser ni la mitad de la mitad de especial que mis antiguos compañeros. Lo intuyo ;-). Las primeras impresiones a veces son equivocadas, pero qué queréis que os diga, yo recuerdo la sensación que tuve la primera vez que hablé con mis ex-compañeros, y no es la que tuve en la reunión del jueves en la nueva empresa.

La primera vez que hablé con mis ex-compañeros yo estaba en otro departamento de la empresa. Algunos fueron hostiles, otros se rieron de mí porque les dije que mi jefe quería que me dieran acceso a la base de datos, y otros me odiaron del tirón porque dije que quería una cosa para mañana sin falta… yo seré muy rara, pero a mí tanta mala leche concentrada me inspiró ternura y sentí empatía con esa panda de desagradables, porque veía que la mala leche no era por ser malas personas, sino por ser personas hastiadas a las que les pedían demasiadas cosas a la vez. No lo saben (aunque ahora se enterarán), pero a partir de aquel momento, a todo aquel que dijera lo más mínimo del Departamento de Informática, le echaba una bronca; los defendía a capa y espada. Y eso que eran muy chungos… una vez, antes de cambiarme al departamento, me cerraron la puerta con llave para que no pudiera entrar. Menuda panda de impresentables… (menos Laura, que nunca fue una impresentable, todo hay que decirlo :)).

Si ya se me caía todo con mis compañeros, después de la fiesta sorpresa, ni os cuento.

* Pondría fotos del evento, pero no sé si a mis amigos les haría mucha gracia ;-).

4 Responses to “Esto va por vosotros”

  1. Jorge says:

    La Gorda: “Hola Margarita, he leido el blog de muxdemux y es mas bonito, mi mama decia que era el mejor blog de todos los tiempos, y es verdad, yo lo he leido y es mas bonito. Hoy la Vicki habia puesto un post sobre una despedida, fiesta sorpresa, amigos y regalos donde salian un monton de fotos, pero vamos unas fotos to bonitas, solo faltaba una cascada.” Para leerlo tienes que poner la voz y las manitas de la gorda 😉

    [Responder]

    muxdemux Reply:

    Desde que leí “la Gorda” al principio, en mi interior el resto del párrafo ha sonado con la voz de Jorge-Gorda.

    Las próximas fotos contendrán una cascada; te lo prometo, Jorge Luis xD.

    Soy más pesá que la Gorda, porque no paro de decirlo, pero es que os echo de menos un montón, y más después de hoy.

    [Responder]

  2. nandi says:

    ¬¬
    es cierto…todas esas cosas horribles q comentas las hice yo….
    soy mlavado…digo maligno (meñique en los labios)

    [Responder]

    muxdemux Reply:

    En realidad tú fuiste el más amable :). El más chungo de todos (al menos abiertamente), fue Jorge…

    [Responder]

Leave a Reply

Panorama Theme by Themocracy