El fin de una era

By , December 3, 2010 1:48 am

A veces pienso que todos somos canicas en las manos de un graciosillo. Nos agrupa a su antojo con otra canica, o con varias canicas, nos crea una falsa sensación de estabilidad y de familiaridad, un sentido de pareja, de grupo… hasta que se cansa, junta los dedos pulgar y corazón, y lanza otra canica hacia nosotros sin piedad, rompiendo el tejido caniquil que habíamos formado.

Hoy soy la canica kamikaze que destroza el grupo de canicas y, a la vez, la canica solitaria que sale disparada después del impacto, viendo como las otras canicas quedan atrás…

2 Responses to “El fin de una era”

  1. Borja says:

    Bueno piensa que hoy es viernes y todas las canicas serán lanzadas en tromba a los bares y ahí permanecerán chocando entre ellas y juntándose unas con otras a lo largo de la noche :)

    [Responder]

    muxdemux Reply:

    Jejeje qué deprimente, en cierto modo :).

    [Responder]

Leave a Reply

Panorama Theme by Themocracy